DejaHuella Cid “La familia sigue creciendo”

DejaHuella Cid “La familia sigue creciendo”

TESTIMONIO MISIONEROS IMÁGENES

MISIÓN DEJA HUELLA CID – 18- 26 Julio
Cuando se me dio la opción de irme con mis compañeros de Deja Huella a pasar 9 días en Cofrentes, Jalance y Casas del Río de misión algo dentro de mí me decía que debía ir, así que sin pensarlo dos veces confirmé asistencia.
Durante esos días, realizamos diferentes actividades en las que participaron desde los más pequeños hasta los mayores. Tuvimos ratos de compartir, reír y también de dedicar tiempo a Dios.
Antes de que llegara la fecha señalada yo era una persona que no sentía a Dios cerca, me había distanciado de Él y no era capaz de ver más allá de mí misma. Pensaba que todo lo que ponía en los libros era pura literatura y que lo que me decían mis amigos y conocidos sobre Dios eran fantasías, pues estaba segura de que no era posible que algo que no se ve te pudiera hacer tan feliz. ¡Estaba tan equivocada!
Estando allí me pude dar cuenta de lo afortunada que era y que Dios nunca se había separado de mí ni un solo segundo. Vi a Dios en la inocencia de los niños, le sentí al contemplar la naturaleza, y durante los momentos de oración, como la adoración al santísimo estaba muy presente en mí interior. Me sentía realmente feliz, renovada y sobre todo llena de Él y con las fuerzas necesarias para afrontar el futuro con pasión y mirar el pasado con agradecimiento, cosa que anteriormente era incapaz de hacer.
Ahora tres meses después solo soy capaz de decir y de repetir GRACIAS. Gracias a todos mis compañeros por no desistir nunca a pesar del cansancio, gracias a las hermanas por hacerme y hacernos ver a todos que Dios nunca se va ni se irá. Gracias al padre Jorge y a toda la gente de los pueblos por acogernos y hacernos parte de ellos, a los niños, adolescentes y personas mayores por atreverse a vivir esa revolución de AMOR incondicional; y, sobre todo: Gracias, Señor, porque siempre has estado, porque nunca te has ido.
GRACIAS, simplemente GRACIAS.
Paloma Díaz del Pozo, 18 años

CAMPAMENTO PARA JÓVENES – MINI MISIÓN
Tras quedarnos con muchas ganas de seguir conociendo los pueblos que este verano nos robaron un pedacito de corazón, decidimos poner en marcha un campamento para jóvenes.
Consistió en convivir con jóvenes de Cofrentes y Jalance durante un breve fin de semana, el 23 y 24 de septiembre. Tanto los jóvenes como nosotros teníamos mucha ilusión, así que el sábado los recibimos con los brazos abiertos. Intentamos dejar la huella de Cristo en ellos durante el fin de semana y ellos lo aceptaron con madurez y respeto. Pudimos aprender los unos de los otros y soñar juntos. Disfrutamos cada minuto con la mayor intensidad. El fin de semana tuvo los ingredientes perfectos para que fuera inolvidable: No faltaron risas, momentos emotivos, juegos y sorpresas.
Y por supuesto, una convivencia donde Dios nos acompañó y donde recobramos fuerzas para seguir con la rutina.

Gloria Munera

 

NUEVO INGRESO – 14 Octubre
Hace pocos días nuestra pequeña familia de Deja Huella Cid tuvo la gran suerte de recibir a los nuevos misioneros. Como en aquellas noches en las que esperábamos a los reyes magos, impacientes fuimos recibiendo uno a uno a los nuevos miembros. ¡Menuda tarde les teníamos preparada!
Todo empezó con juegos para perder la vergüenza y conocernos mejor, y seguimos con lo más importante: dar a conocer, a través de dinámicas, qué es ser misionero de Deja Huella. El regalo más preciado fue el momento de compartir quiénes éramos y nuestras experiencias y expectativas como misioneros. Momento en el que quedó claro que somos un grupo con un fin común: llevar a Cristo a todos los lugares de la ciudad, dejando huella, dejando Su huella.
No pudimos dejar de lado la oración como alimento de nuestras vidas, así que para finalizar nos reunimos en la capilla del colegio para dar gracias por todo lo recibido. En manos de la virgen nos despedimos sabiendo que nuestra familia sigue creciendo por y gracias a Dios.
Lourdes Cano

Etiquetas: