Ora, renuncia, comparte (pero, que sea por amor)

Ora, renuncia, comparte (pero, que sea por amor)

Ora, renuncia, comparte (pero, que sea por amor)

Miércoles de Ceniza, comienza la Cuaresma. En la Iglesia disponemos de los tiempos litúrgicos, esos momentos que tanto nos ayudan a poner nuestro cuentakilómetros a 0. En la celebración de este miércoles hemos orado con una imagen muy simple y tan habitual en nuestra vida hoy; un enchufe que se conecta a una batería de móvil. Simple, ¿verdad? pues, esta idea ha dado para mucha reflexión. Es posible que algunos estemos con la batería muy baja, en ese modo “bajo consumo”, donde ni quiero, ni dejo que me quieran.

Este tiempo de Cuaresma, nos invita a orar, a renunciar y a compartir, pero ¿cómo? Pues, por ejemplo aprovechando los pequeños momentos de la oración de la mañana, un rato para nosotros es una inmensidad para Dios, porque en Él no hay ni espacio ni tiempo. No es la cantidad, es la intensidad y el cariño que pongas al hacerlo. Hablar de renuncia siempre nos genera cierta angustia, nos da la sensación de que se va a perder algo pero, ¡si conociéramos el don de Dios! podríamos experimentar lo que significa recibir ciento por uno. Porque la felicidad siempre está en el “DAR” más que en el recibir. No renuncias, no pierdes, lo DAS, y lo haces por amor. Dejar un rato la Play, el teléfono, es en realidad dar mi tiempo para poder ESTAR con mi familia, con un amigo, porque como decía ese famoso anuncio “compartida la vida es más”.

Pues esperamos que sea una bendita Cuaresma para todos :), enlazamos algunas imágenes de este día IMÁGENES

Ora, renuncia, comparte (pero, que sea por amor)