DejaHuella, bautizados y enviados