LA MISIÓN DE DEJA HUELLA

LA MISIÓN DE DEJA HUELLA

La alegría de la entrega

El grupo de misión de Deja Huella colabora con la fraternidad de hermanas de Villa Teresita en la entrega de regalos la noche de Reyes.

Deja Huella es un grupo de jóvenes, del colegio Pureza de María del Grao y del Cid, comprometidos con el Evangelio de Jesús. Además de sus reuniones formativas semanales, realizan trabajos solidarios.

Como cada año en Navidad, Villa Teresita se encarga de que ningún niño/a de su fraternidad se quede sin regalos. Y en esta gran misión entra Deja Huella. La noche del 5 de enero visitaron varias casas en Valencia. Cargados de regalos, pudieron cumplir con los sueños que cada niño/a había escrito en su carta personalizada.

¡No imagináis las caras de los/las niños/as y de las madres!

Aunque nos gustaría destacar, especialmente, la alegría de cada misionero/a de la Pureza. Llegaron cargados de emoción. Pero una emoción que nada tiene que ver con la euforia. Volvían agradecidos, llenos de paz, de sentido de vida y con muchas ganas de seguir al servicio de la comunidad.

Estas palabras del Evangelio resumen perfectamente todo lo ocurrido: «En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordad las palabras del Señor Jesús que dijo: Más feliz es el que da que el que recibe.»

Hch. 20,35

TODAS LAS IMÁGENES